Los Años 90´....


Mientras tanto....... En el Ambiente Cristiano.........

Los grupos de música cristiana se han beneficiado con el auge de la televisión y la radio cristiana, que en los últimos años se han sumado a la misión evangelizadora. Los grupos de música cristiana son un fenómeno de masas que han logrado escalar hasta la cima en los rankings seculares y obtenido grabar con las grandes compañías discográficas. Los grupos de música cristiana convocan multitudes en cada uno de sus recitales, llenan estadios, saturan las mediciones de audiencia, acrecientan las arcas de las tiendas de discos. Los grupos de música cristiana han tomado la posta para llevar el mensaje de Jesús a los más jóvenes; de acercarlos y acercarles el amor cristiano a través de la música.

Durante los años 90 el auge de la venta de discos de grupos de música cristiana se disparó de 30 millones de placas, solo en los Estados Unidos, durante los años 95 y 96 a la friolera cifra de 60 millones en promedio durante los años del nuevo milenio. Los grupos de música cristiana son un fenómeno sociológico que refleja la búsqueda del hombre moderno, sobre todo de los jóvenes, de su destino. Los grupos de música cristiana, a través de su música vivencial y testimonial, conforman una nueva perspectiva, una opción de vida.

Otros Puntos de Vista.....
En los años 80 y 90 cuanto el cristianismo empezó a cosechar todas aquellas obras realizadas por los cristianos de la década de los 70’s y cuando Dios empezó a mostrar su Palabra con mayor fuerza y mayor divulgación fue cuando surgieron predicadores Yiye Ávila y salmistas de gran unción tales como Danny Berríos y Marcos Witt sólo por dar un referente de predicador y salmistas.

Las cosas iban bien en aquella época, la filantropía y el amor a Dios era el fundamento de los cristianos de la época, se iba a la calle a predicar y se iban a aquellos lugares donde residían los habitantes de calle y se les llevaba además de comida, un mensaje de Salvación. Y el amor no era sólo con las personas seculares, también entre hermanos y era común ver que si un hermano no tenía, el otro sin ningún interés ofrecía lo que tenía para que el hermano solventara su necesidad dando la gloria y la honra a Dios, esto muestra un comunismo aplicado en cierta medida. Podías ir a una campaña evangelistíca y existían grupos musicales, sanidad y milagros y no pagabas absolutamente nada, los estadios y coliseos se prestaban de forma voluntaria (porque Dios ponía el sentir) y sino cualquier potrero o parque era lugar era propicio para llevar la Palabra de Dios.

Dios mismo provee a su pueblo que su pueblo necesita, ¿porqué introducir el Capitalismo al Cristianismo? ¡Si Dios nos da todo! Bueno, entonces con las iglesias asumiendo el papel de recibir ofrendas y diezmos empezaron a crear imponentes escenarios, templos y coliseos. Empezaron a generar la necesidad de crear grupos de multiplicadores no con la necesidad de lleva el Mensaje de Salvación sino para asegurar el capital de base, y eso lo demuestra aquellas iglesias que tomaron el modelo 12/12 donde cada cristiano uno de los 12 de su líder y era líder de otros 12. El hecho que no haya sido para levantar reales cristianos se ve reflejado en el gran número de personas que salieron de estas iglesias totalmente desanimadas, apáticas a seguir el Camino de Dios y totalmente reacias al evangelio. Muchas de estas personas hasta el día de hoy no han podido entablar una relación directa con Dios por todo lo que quedó en su corazón.

Era imposible crear mercado con dos palabras que espantaban al comercio: evangélicos ó cristianos. Por ello empezaron a cambiar su nombre por carismáticos y otros nombres más que surgieron con el pasar del tiempo. De forma súbita los cristianos que predicaban en los espacios públicos y llevaban ayudas a los necesitados fueron desapareciendo, este espacio fue tomado por artistas de farándula y los voluntarios católicos. La excusa de la iglesia para no ayudar al prójimo empezó a basarse en que el hermano necesitado era pecador y la solución estaba en orar, en pedirle a Dios. Imagínense por un momento a Jesús en esa actitud, ¿lo pueden llegar a imaginar?, yo no. A los parques, potreros y coliseos el acceso ya no era gratis, si no cobraban en la entrada de cada campaña, el predicador tomaba su tiempo para hacer una extensa explicación del diezmo y las repercusiones que tendría no darlo. Si es mejor dar que recibir… ¿porqué no empezar por dar como cuenta la Biblia que siempre hizo Cristo?

Luego de arrojar los resultados deseados, porque las iglesias se llenaban y en la misma proporción las arcas de las cabezas de ésta, mientras el hermano común, además que pasaba necesidades era tildado de pecador y hombre de poca fe (al mejor estilo del Vaticano), el Capitalismo Cristiano centró su mirada a algo más grande y jugoso: la música. En un principio surgió el mismo problema de terminología, la palabra “música cristiana” espantaba muchos compradores seculares y para ello surgió el término “góspel” que viene de la palabra GodSpell que quiere decir “llamado de Dios”, pero como estaba en inglés la gente secular no sabría qué significa y para los cristianos sería un término play.

A pesar que el término “góspel” tendría que ver con música cristiana o evangélica, el Capitalismo Cristianismo empezó a mezclar la música secular con la música cristiana para asegurar el mercado cristiano por un lado y por otro tratar de tomar personas seculares. Viéndolo desde el punto de vista de quienes iniciaron con la música “góspel” el objetivo era ese, atraer a los caminos de Dios las personas seculares mezclando música cristiana y secular. La mejor forma de atraer personas al camino de Dios es compartiendo su Palabra.

La música “góspel” tuvo al principio una fuerza moderada porque eran desconocidos los artistas que incursionaban en ella, y no daba resultados ni el mercado cristiano y ni en el secular. Entonces el Capitalismo Cristiano empezó a atraer salmistas de alta trayectoria tales como Marcos Witt, Jesús Adrián Romero, Alex Campos, Rojo, Rescate, atrayendo además en el camino otros más que se adhirieron al ver los excelentes resultados que se obtenían si dejaban de ser “música cristiana” para volverse “góspel”.

Estos cantantes si tiene usted la oportunidad de revisar sus primeros trabajos tenían características en común, teniendo largo o corto tiempo en el ministerio: en sus letras palabras como Dios, Jesús y Salvación eran piedra angular de todas sus composiciones, eran parte de un ministerio que no cobraba peso alguno para su lucro y la forma en que el Espíritu Santo se mueve en el momento de escuchar esas canciones es sobrenatural. Ahora, si revisa los últimos trabajos de estos cantantes encontrará dos elementos en común: letras de canciones que con total facilidad puede usted dedicarle a su esposa o novia y por otro lado una cantidad de remixes de canciones viejitas con estas nuevas que no hablan de nada o son nada más que una muy buena canción pop o rock, con la sensación (lo digo no juzgando sino como persona que ha oído dichos trabajos) que la presencia del Espíritu Santo en esas composiciones fuera nula.

Tristemente el mercado funciona porque mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y “evitar la fatiga” de leer la palabra de Dios y pedir discernimiento para ella. Hago marca aquí porque es en la Biblia donde se muestra al mayor de los salmistas: el rey David. El rey David compuso 150 salmos consignados en la Biblia, algunos salmos de alabanza, otros de adoración y otros de acción de gracias, nunca mezcló el talento que Dios le dio para que lo alabara con otras cosas. Pongamos la música “góspel” a la luz de los salmos… como digo solo deja la sensación de escuchar un pop o un rock de mediana calidad. Leer más...

Musica........

Mientras en otras partes del mundo se levantan grupos y solistas de música cristiana Argentina no podía quedar afuera de este auge movimiento musical que comienza fuerte. Siendo asi que en nuestro país se levantan "bandas de rock", "solistas" e ingresa la música extranjera e inclusive empiezana escucharse grabaciones de extranjeros cantando en español tal es el caso de Petra, Amy Grant, Brian Duncan no es así el caso de Michael W. Smith ya que en una oportunidad le preguntaron por qué no producia grabaciones en español; respondiendo a la misma, simplemente, que no lo hace porque él no fue llamado para el pueblo latino sino anglo..... Una buena respuesta y aún asi se escucha su música en todo el mundo...!!

Aunque las bandas y solistas extranjeros ya tenían su historia en su país de origen, en nuestro país, a través de las radios cristianas y la televisón se dan a conocer por nuestro hemisferio... ¿¿Quedan de lado los solistas y bandas argentinos?? NO, al contrario nuestra música toma fuerza y se da a conocer en diferentes países.

Por estos años surgen bandas de las cuales algunas siguen hasta hoy, como: Rescate, Alas de Fuego, Puerto Seguro, Pueblo de Dios, Sinergia, Kyosko, Septimo Sello, (Lo que hoy es Septimo) Heart-u-Heart, La Mision Blues Band, Boanerges, Logos, Saron Rose, Ultima Estación, Piedras Vivias,...

Solistas que se levantaron por esos años: Marcelo Patrono, Enrique Gomez, David Passuelo, Rabito, Ruben Dario, Andrea Francisco, Miguel Cejas, Gabriela Bosco, Javier Morín Rodriguez, Eduardo Santoro, Adrian Juniors,...

De otros paises de habla hispana llegan: D´Novo, Marcos Vidal, Jaci Velasquez, Miguel Cassina, Marcos Witt, Marco Barrientos, Doris Machin, Alas de Aguila, Danilo Montero, Juan Carlos Alvarado, y muchos otros más........................

Hoy nuestra música cristiana sigue creciendo a lo grande y aunque algunos solistas y bandas ya no se escuchen otros surgieron para llevar y dar a conocer el nombre de Jesus por todo el mundo...

Continuara...

No hay comentarios.: